La importancia de un buen intervalo entre partos

Actualizado: 19 de sep de 2019

Si el ganadero opta por esperar a que la vaca se preñe de manera natural o si decide utilizar la biotecnología para lograr una gestación, es importante que tenga claro los tiempos, es decir, los días, que hay que esperar para que la vaca se puede volver a preñar luego de un parto.


Ernesto González, médico veterinario, explicó que si una vaca es bien alimentada antes de dar su primer parto y llega en una muy buena condición corporal, luego de parir su cría, podrá recuperarse mejor y más rápido en el posparto.


En ese sentido indicó que si el animal enfrenta muy bien la lactancia, la vaca no va a tener ningún impedimento para preñarse naturalmente.

Si lo anterior sucede, muy seguramente a los 25 o 30 días de haber parido, la vaca podrá entrar en un calor, pero este no es apto.


"La recuperación del endometrio, que es la capa interna de la matriz, debe tener un tiempo de recuperación... se estima que después de los 45 días de haber dado cría, la vaca debe estar en óptimas condiciones", anotó.


Agregó que hoy en día para que las explotaciones sean más eficientes, se busca que la nutrición sea lo más precisa posible, para que a los 45 o 60 días que una vaca haya parido, tenga un calor viable y una fertilización correcta.


Es decir, que una vaca que haya tenido una muy buena alimentación, y un buen manejo antes, durante y después del parto, es muy probable que pueda volver a quedar preñada naturalmente a los 2 meses.


Por otro lado, una vaca mal cuidada, a la cual no se le han brindado todos los requerimientos nutricionales y sanitarios necesarios, puede llegar a tardar 4 o 5 meses para volver a quedar preñada.


De acuerdo con González, una opción viable que se recomienda en Colombia y en muchos países, es que entre los 60 y 90 días después del parto se utilicen técnicas de biotecnología como Inseminación Artificial a Término Fijo, IATF.

0 vistas
Política de Privacidad
Términos de Servicio
Contáctanos en nuestras redes